Páginas vistas en total

30 may. 2010

¿QUÉ NOS DEJA EL FESTEJO DEL BICENTENARIO?

La fiesta que se vivió hasta en los lugares más recónditos de nuestra Argentina durante los festejos del Bicentenario, seguramente será recordada como uno de los acontecimientos más emblemáticos de unión de todos los argentinos en la historia de nuestro país.

Doscientos años son muchos o son pocos desde el punto de vista que se lo mire. Son pocos si tenemos en cuenta que todos estos años no nos alcanzaron para formar una identidad nacional que nos permita proyectar hacia el futuro un modelo de país. Pero son muchos si tenemos en cuenta los vaivenes y desgastes económicos, sociales y políticos que hemos soportado.

Una cuestión clave fue saber ¿qué se festejó el 25 de mayo?. Si los historiadores no se ponen de acuerdo todavía, es muy difícil que la gente logre captar profundamente su significado.

Algunas noticias de color que corrieron durante estos días, por ejemplo, decían que Google había puesto algo así como, "a 200 de la Independencia" y había adornado su página de celeste y blanco. Por suerte alguien dijo, muchachos se equivocaron y lo cambiaron. Pero programadores de Google, no se asusten porque los argentinos todavía no sabemos realmente que festejamos.

También algunos países europeos se acordaron de nosotros como Italia. Roma proyectó algunas imágenes alusivas al Bicentenario en el Coliseo. Bueno era hora que se acuerden de nosotros cuando nosotros siempre miramos hacia Europa y hoy todavía comen sus descendientes gracias a estas tierras.

Lo más impresionante fue ver que el 13, y el canal público no se pelearan por un par de horas. Realmente un símbolo de unidad, aunque duró poco. Al otro día llegaron los diarios, la tapa con los festejos, pero en la segunda página, las peleas.

Quedó demostrado que los argentinos tenemos talento, somos artistas natos, somos inteligentes y estamos podridos de los enfrentamientos, las discusiones y que estábamos consientes que éste era un momento único para disfrutar.

Por suerte los chicos aprendieron algo de nuestra historia, los padres se acercaron a nuestro pasado, la gente comprendió la diversidad cultural que existen en nuestra Patria.

Por suerte se escuchó poco reggaetón y mucho folklore. En todos los actos corrieron pastelitos y empanadas. Las escarapelas en todos lados, al igual que las banderas en las casas, negocios y autos.

Espero que esta hermandad de los argentinos por compartir momentos importantes de nuestra historia se repita. Y me permito preguntar ¿cómo nos recordarán a nosotros dentro de 200 años? ¿Cómo las basuras que hicieron pedazos a estas tierras? ¿O como aquellos que supieron que las cosas estaban mal y que intentaron cambiarlas?

Gracias a Paula Bonacorsi por las fotos. Las primeras cuatro tomadas en la Ciudad de Buenos Aires y las restantes en Chivilcoy.







0 comentarios:

Publicar un comentario